21 abril: Sanando el cerebro-corazón

El corazón es el centro de integración de todo nuestro ser. Tiene su propio circuito neuronal relacionado con el cerebro que responde a patrones de estados emocionales positivos. Sin embargo, cuando estamos estresados nuestro cuerpo no está sincronizado debido a las emociones negativas, provocando un desorden en el ritmo cardíaco y en el sistema nervioso que conduce a inhibición del pensamiento. Por el contrario, las emociones positivas crean armonía en el sistema nervioso y en el ritmo cardíaco acabando con los bloqueos cerebrales y generan que el resto de sistemas del cuerpo se sincronicen, en coherencia cardíaca. Esta coherencia es un estado de alta eficiencia psicológica en el cual los sistemas nervioso, cardiovascular, endocrino e inmune están trabajando en armonía, generando claridad mental y mejor capacidad de decidir.

Sanar las heridas del corazón y escuchar nuestros sentimientos es un proceso de apertura, donde podemos ir ablandando nuestra coraza. Desde la ternura y el contacto amable podemos volver a re-editar el apoyo afectivo, donde restaurar la confianza. Cada dulce caricia, nos sana y reconforta.

Es un proceso alquímico de ir limpiando viejas emociones y bloqueos para potenciar después las cualidades de los sentimientos superiores y nutrir con ellos nuestro cuerpo y cerebro.

Información: e.danzadelalma@gmail.com

Anuncios